La elección de la piscina que queremos en nuestra casa no es fácil, hay muchos factores a tener en cuenta. Lugar, tamaño, forma, los profesionales que la instalarán y sobre todo qué tipo de piscina queremos: una piscina de obra o una de poliéster. Esta es la tarea tal vez más compleja y la primera que debemos hacer. Hay voces a favor y en contra de ambas opciones, así que lo principal es informarse y tomar la decisión que pensemos más se adapta a nuestras necesidades y expectativas.

La piscina de obra es la que más se puede adaptar a gustos y espacios, al construirla desde cero podemos pedir que la hagan con la forma que más nos guste (aunque puede incrementar mucho el precio), puede ser muy grande o muy pequeña, con un tipo de revestimiento u otro. Todo está por ver antes de tenerla.

En las piscinas de poliéster vienen ya fabricadas y deben adaptarse al espacio del que disponemos, al igual que las de obra. En Freedom Pools hay una  gran variedad de tamaños y formas en catálogo siguiendo las últimas tendencias e innovando año a año en modelos. Seguro que hay una que se adapte a tus gustos, además el sistema Marble Tech (TRADE MARC) permite escoger el color que desees, océano, cielo…  con la mayor de las calidades. Además, el bordillo viene incorporado a la piscina, por lo que ni siquiera habría necesidad de poner piedra de coronación, todo comodidad y ventajas.

Las piscinas de obra tienen un periodo de instalación mucho más largo que las de poliéster, Freedom Pools te instala la tuya en tan sólo tres días, por lo que te ahorras engorrosas jornadas de ruidos y molestias. El poliéster es un material duradero y en Freedom Pools las piscinas cuentan con 35 años de garantía, no obstante una piscina de obra puede permanecer más en el tiempo, eso sí, requerirá seguro de cuidados y un caro mantenimiento.

Las posibles reparaciones en el poliéster son más sencillas y rápidas, y  aunque no suelen dar ningún problema en ese caso no habría problemas de reparación.  La piscina de obra es difícil detectar las fugas y por tanto puede haber problemas a la hora de arreglarla. La estanqueidad está garantizada con las de poliéster.

El precio es relativo, depende de la piscina que queramos y la empresa que contratemos para instalarla por lo que este factor tendrás que medirlo tú solo. Te recomendamos mirarlo bien, y considerar todos los aspectos importantes para entender el porqué de unas tarifas u otras.

Lo más importante es que te decidas a instalar la piscina para poder disfrutar del ocio en verano o en invierno, hacer deporte y refrescarte y relajarte.

No lo dudes, si quieres una piscina… mejor poliéster.