Con la llegada del calor y la cercanía de las vacaciones todos empezamos a tener ganas de refrescarnos en la piscina. Si aún no te has decidido a instalar una piscina en tu casa, este es tu momento.

Las piscinas son proyectos personalizados en los que intervienen un gran número de personas. Lo más importante a la hora de escoger la tuya es que se adapte a ti y a tus necesidades, por ello tómate con calma la elección de materiales y el diseño. Una piscina, además de alegrarnos lodías veraniegos  puede revalorizar tu propiedad.

Si tienes alguna duda pregunta, pregunta y pregunta. Los verdaderos profesionales no tendrán ningún inconveniente en resolver tus dudas y ayudarte en lo que necesites.

Sin embargo, se aconseja no aceptar más de tres o cuatro presupuestos; a veces pedimos tantos presupuestos que nos bloqueamos y nos es imposible tomar una decisión.

“Si usted piensa que el precio de un profesional es caro, espere a contratar a un aficionado”. Asegúrate de la profesionalidad y experiencia de la empresa elegida, ya que como dice otro refrán “lo barato sale caro”. Es importante confiar en gente con avalada experiencia.

Un error frecuente es contratar la construcción de una piscina en función del precio, al final obtenemos lo que pagamos. Aunque en temporada baja las empresas suelen realizar ofertas, ten en cuenta que el precio de una piscina no disminuye con el tiempo. Al revés, los precios de los materiales, la luz, el agua, gastos de personal, etc. suben conforme pasan los años.

No realices compras por teléfono, es difícil y una gran pérdida de tiempo.  Visita la empresa del contratista ya que esto te puede dar muchas pistas sobre cómo es la empresa, además intenta que el constructor acuda a tu domicilio para que así el presupuesto sea lo más ajustado y real posible.

Si te hacen falta ideas o quieres comprobar la profesionalidad de la empresa que has contratado, intenta que te lleven a visitar la piscina de algún antiguo cliente, es el mejor testimonio que puedes tener.

Y por último lee atentamente el contrato y ten siempre encuenta que la seguridad es lo más importante. Ahora que todo ha quedado más claro, ¿te animas a tener tu propia piscina? En Freedom Pools te la instalamos en sólo tres días. Ven a Freedom Pools y ahórrate problemas.