fbpx

Para disfrutar de un agua en óptimas condiciones, es necesario realizar un correcto mantenimiento y limpieza de todos los componentes de nuestra piscina, dependiendo del tipo de piscina, los costes pueden variar. Hoy analizamos el mantenimiento de una piscina.

Aspectos como el tipo de piscina, el sistema de filtración elegido, el tipo de desinfección del agua o el método de limpieza, son determinantes en el coste que va a suponer el mantenimiento de nuestra piscina a lo largo del año. Algunos requieren mayor esfuerzo, dado que el mantenimiento o limpieza de la piscina no durará igual en una piscina que en otra.

Aspectos que determinan el coste de mantenimiento de una piscina

  • Material con el que se ha construido el vaso de la piscina
  • El revestimiento que se usa en la construcción del vaso de la piscina
  • La forma y profundidad del vaso de la piscina
  • El tipo de filtro, de arena, diatomeas, cartucho, etc.
  • El proceso de desinfección del agua, ya que varía si se hace con adición de químicos, con equipos de desinfección y dosificación, equipos de control, etc.
  • El proceso de limpieza, dependiendo si es manual, hidrolimpieza, automático, sistema inteligente de autolimpieza, etc.

El entorno en el que tenemos instalada nuestra piscina influyen en la calidad del agua: Las hojas, los insectos, las plantas, el polen, el polvo, el agua de la lluvia, el agua que añadimos a la piscina, todos estos agentes externos hacen que la piscina y sobre todo la calidad del agua se deterioren, por eso, además de los agentes químicos que regulan la calidad del agua, es necesario mantener el vaso (paredes y suelo) y sus componentes limpios, así como un buen estado del sistema de filtración, bomba y otros componentes. Veamos primero cómo es el mantenimiento básico

  • Tareas de mantenimiento de cualquier piscina
  • Limpieza del vaso de la piscina.
  • Mantenimiento del agua mediante productos químicos: cloro, minorador e incrementados de pH, antialgas, floculantes.
  • Mantenimiento del agua mediante sistemas automáticos de desinfección, control y regulación.
  • Limpieza y mantenimiento de todo el sistema de depuración.

Son varias las tareas que tenemos que realizar para el buen estado de una piscina, por eso, en muchas ocasiones se contrata a una empresa o profesional externo que se ocupa de ello, ya que repetir estas acciones cada semana, principalmente en la época en la que se usa de forma habitual la piscina, puede resultar pesado.
Pero, ¿se emplea el mismo tiempo en el mantenimiento de todas las piscinas? No, dependerá de los metros cúbicos de agua, es decir del tamaño de la piscina pero sobre todo el tipo de piscina y revestimiento del vaso.

A continuación veremos las diferencias de mantenimiento entre dos piscinas diferentes.

Mantenimiento de piscina de obra con gresite VS piscina de fibra de vidrio

Como podemos observar hay diferencias notables en el tiempo y esfuerzo que invertiremos en el mantenimiento de cada una de ellas.

  1. Las piscinas se deterioran con el tiempo debido a la acción de los productos químicos, por tanto, una piscina que necesite un menor mantenimiento o un menor uso de productos químicos, perdura más años, por tanto disfrutaremos de ella y de su aspecto durante más tiempo.
  2. El gresite requiere de más esfuerzo a la hora de limpiar el vaso de la piscina a causa de las juntas, este aspecto también obliga a realizar reparaciones anualmente pues el gresite suele desprenderse. Además las juntas al ser porosas favorecen la formación de bacterias que con los años acaban por oscurecerse. El revestimiento del gel coat en las piscinas de fibra facilita la limpieza de paredes y suelo pues al ser un revestimiento no poroso el polvo se cepilla fácilmente y evita la formación de bacterias.
  3. Si además las esquinas de nuestra piscina son redondeadas, mejor limpieza y por tanto menos esfuerzo.
  4. Los acabados de obra no resisten la acción de los agentes químicos como el Gel Coat de altas prestaciones que se usan en las piscinas de fibra de vidrio. Si tu piscina está fabricada en fibra de vidrio con capa de Gel Coat marble tech™  tendrás la garantía de resistencia ante los productos químicos, además de que el Gel Coat es un agente estabilizador de los rayos ultravioleta. Por tanto, una piscina con Gel Coat contribuye a un menor mantenimiento con lo que conseguimos invertir menos tiempo y dinero.
  5. A ambos tipos de piscinas se les puede instalar sistemas de autolimpieza inteligente que consiguen atraer la suciedad hacia el sumidero, evitando así incómodas mangueras en la superficie que dificultan el baño. Este sistema también ayuda a mantener la temperatura del agua si tenemos bomba de calor con el consiguiente ahorro energético. Si quieres conocer más detalles sobre este sistema de mantenimiento de piscina inteligente, visita nuestro artículo Net&Clean.

Las piscinas que permiten un sistema de limpieza inteligente, ahorran en costes de productos para el mantenimiento de la piscina, ya que al mezclar el agua por igual (superficie y fondo) conseguimos un mejor aprovechamiento de los agentes químicos y por tanto una mayor durabilidad de los mismos.

Una piscina de fibra puede venir con el vaso preparado para la implementación del sistema inteligente de limpieza, mientras que las piscinas de obra hay que hacerlo en la misma obra, lo que genera plazos más largos para acabar la piscina y poder disfrutar de ella.

En definitiva, podemos afirmar hay diferencias notables entre las piscinas de obra de gresite frente a las de fibra de vidrio, ya que estas últimas requieren de menor esfuerzo en el tiempo a la hora de limpiarlas y mantenerlas, con el consiguiente ahorro en productos químicos ya que duran mucho más en el tiempo.

Esperamos haberte aclarado algunas ideas y que te ayuden a elegir la piscina que deseas. Puedes consultar otros artículos sobre mantenimiento que encontrarás  en nuestro blog.