El veranillo del membrillo o de San Miguel, es un fenómeno meteorológico que hace que a finales del mes de septiembre (coincidiendo con la onomástica de San Miguel, San Rafael y San Gabriel) las temperaturas suban y parezca que aún estemos en verano cuando ya está aquí el otoño. Los casi más de 30 grados que suelen alcanzarse hacen de estos días la despedida perfecta del verano. Los agricultores lo celebran recolectando membrillo y nosotros dándonos los últimos baños.

Aunque este año parece que de momento ese fenómeno se va a unir a las altas temperaturas que aún sugerimos, ya hemos visto aparecer algunas gotas de lluvia. Gotas que no han impedido que sigamos disfrutando de nuestras piscinas Freedom Pools que tanto nos han refrescado durante el verano.

Así que si veis que comienzan a bajar las temperaturas, se asoman nubes negras o caen algunas gotas, no os asustéis y nos deis por despedido el verano. El veranillo del membrillo aún tiene que aparecer y sería el momento ideal para hacer una fiesta de despedida por todo lo alto en nuestra piscina. Con la familia y los amigos, diciendo adiós a nuestra gran aliada estival.

Tras esa semana que nos espera de calor llega el momento de prepararnos del todo para el invierno, siguiendo los consejos que semanalmente os hemos ido exponiendo en este blog, y con todos los que os iremos contando, protegeréis vuestra Freedom para que dentro de unos meses podáis utilizarla de nuevo.

Y si tenéis una casa con capacidad para una piscina interior, no os olvidéis de que en tan solo tres días podéis tener el modelo que más guste instalado, porque cuando pase San Miguel también se puede disfrutar del agua y de Freedom Pools.