fbpx

Se acerca el verano y surgen muchas dudas sobre la seguridad en la piscina frente al Covid19. Hoy vamos a resolver todas las dudas

El Coronavirus va a dejarnos a muchos en casa sin vacaciones, pero eso no significa que podamos disfrutar de nuestra piscina con libertad, ya que manteniendo las medidas de higiene del agua, no es necesario nada más.

Si realizamos la cloración de la piscina siguiendo las recomendaciones habituales y aplicando las mejores prácticas, nuestr piscina no presentará riesgos de contagio.

El Covid-19 es la enfermedad respiratoria causada por el virus SARS-CoV-2, que todos conocemos como Coronavirus. Se trata de uno de los siete coronavirus que pueden infectar a las personas, como el SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Grave) y el MERS (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio).

Esta familia de virus tiene propiedades físicas y bioquímicas similares y rutas de transmisión comparables.
El material genético viral se encuentra envuelto en estructuras proteicas, llamadas cápsides. Los virus se dividen en tres grupos dependiendo de si están rodeados de una membrana lipídica externa (envueltos) o no (no envueltos)

La dificultad de eliminar el virus depende del grupo al que pertenezcan y los virus envueltos son más fáciles de eliminar: El SARS-CoV-2, el virus responsable del COVID-19, es un virus envuelto y, por lo tanto, es de los más fáciles de eliminar.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una concentración residual de cloro libre de ≥0.5 mg/l en el agua de la piscina durante un mínimo de 30 minutos de contacto a un pH <8.0 es suficiente para matar virus envueltos como el Covid19.

En la siguiente tabla se muestran algunos entornos en los que se desactivan los virus.

 

¿MANTENER LOS NIVELES DE CLORO Y PH ES SUFICIENTE PARA MANTENER LAS PISCINAS SEGURAS FRENTE AL COVID19?

Sí, en una piscina convencional con un buen sistema hidráulico y de filtración, que respete su nivel de ocupación máxima, con un nivel de cloro ≥0.5-1 mg/l en toda la piscina se consigue una calidad óptima del agua.

Es decir, que con un nivel de cloro libre de ≥0.5-1 mg/l el agua no solo está desinfectada, sino que también tiene potencial desinfectante para eliminar cualquier virus o germen que pueda entrar en el agua.

Es muy recomendable la automatización de la piscina para mayor tranquilidad. (De lo contrario, la responsabilidad sobre la salud de los usuarios recae totalmente en el encargado de la piscina.)

Asimismo, es fundamental medir regularmente los parámetros principales: valor del pH y nivel de cloro libre (DPD-1), ya sea de forma manual o automática.

¿Y SI LAS PISCINA ES COMUNITARIA?

Para obtener el nivel adecuado de cloro libre en el agua de la piscina, se pueden utilizar las pastillas de cloro o los productos de cloro líquido. Se recomienda automatizar el proceso de dosificación y control. Otra buena alternativa es usar dispositivos de electrólisis salina que generan cloro libre automáticamente a partir de sal disuelta en el agua de la piscina.

UNA PISCINA TRATADA CORRECTAMENTE ES UN LUGAR SEGURO

Para ampliar el espectro de desinfección, como nivel extra de protección y para corregir posibles errores en el proceso de desinfección manual, se puede instalar una luz ultravioleta (UV) para desinfectar el agua de la piscina (en combinación con cloro dosificado o cloración salina).
En las piscinas comunitarias o semipúblicas, que suelen tener una mayor afluencia, se recomienda instalar un sistema de automatización, así como la medición online de los principales parámetros con un analizador de piscina inteligente.

CONCLUSIÓN:

Para maximizar la seguridad se recomienda una automatización de las tres fases:
regulación del pH (1), desinfección (2) y medición constante (3).

(1) Una correcta regulación del pH entre 7,2 y 7,6 por medio de ácidos o de CO2 es esencial para garantizar una desinfección eficaz.
(2) Para ampliar el espectro de desinfección se recomienda el uso de luz ultravioleta en combinación con cloro dosificado (en pastillas o liquido) o electrólisis de sal.
(3) La medición constante de los niveles de pH y de cloro así como la regulación automática de estos parámetros es fundamental en las piscinas públicas.

Recomendación: Mostrar los resultados de la medición a los usuarios, para que estén plenamente informados de la calidad del agua.