La ciudad extremeña de Zafra celebra anualmente uno de los principales acontecimientos ganaderos de todo el país, con una tradición histórica que se remonta a varios siglos.

La feria de Zafra consigue atraer a su recinto en los primeros días de Octubre a una multitud de visitantes de todas las comarcas extremeñas y de comunidades vecinas, en una asistencia que llega al millón y medio de personas y que sienten la necesidad de estar presente cada año a esta muestra compleja y original.

En ella también se dan cita toda clase de artesanos, proporcionando a este acontecimiento comercial una estampa típica, insólita y ya perdida en otros lugares, con la exhibición en las calles e instalaciones de productos de toda índole y utilidad.