Ya hemos empezado el nuevo año y con ello el tiempo de hacernos buenos propósitos y cumplir nuevas metas… aprender inglés, punto de cruz y por supuesto, ir al gimnasio.

Para cumplir con todos estos propósitos hay que ser constante y planificarnos muy bien antes de comenzar cualquier rutina para no caer en una monotonía que nos puede desanimar.

Si tu intención para este año es llevar una vida más saludable, puedes aprovechar tu piscina. Cuando pensamos en practicar algún deporte que sea divertido y saludable disponer de una piscina en casa nos abre un sinfín de posibilidades que podemos aprovechar.

La práctica de ejercicios acuáticos está cada vez más extendida y es muy recomendada por los expertos. Ya es sabido las ventajas que tiene practicar natación, pero tu piscina, además te da muchas más opciones.

Imagina empezar el día con unos ejercicios de Aquagym en tu propia casa. Puedes crearte tu propia tabla de ejercicios. No solo es saludable, sino también beneficioso para tu cuerpo ya que laresistencia del agua evita posibles lesiones y es bueno para la circulación.

Si te gusta practicar un deporte donde se quemen más calorías, puedes organizar juegos acuáticos como partidos de waterpolo. Aunque no dispongas de las “dimensiones” reglamentarias, siempre es divertido pasar un rato con los amigos en la piscina.